Lo que proyecta tu imagen

Además de expresar nuestra personalidad e individualidad, el modo como vestimos también dice mucho sobre nuestro estado de ánimo, no somos las mismas cuando vamos a una entrevista laboral que cuando salimos a cenar con un galán, o que cuando nos quedamos en pijama todo el día.

     Y aunque no lo creas, la ropa tiene un enorme poder para hacernos sentir bien, según la consultora Samantha Clarke, existen algunos consejos que nos ayudan a ser más felices si los ponemos en práctica a la hora de renovar nuestro guardarropa.


 Ve de compras sin tu cartera

Suena imposible, pero si te das el tiempo de checar las tendencias de moda y estilos, así como aquello que va mejor con tu figura y personalidad, al final podrás decidir qué es lo que realmente quieres y necesitas, regresar por ello y no malgastar tu dinero, por lo que podrás sentirte más segura acerca de tus compras.


Confía en tus instintos

Por seguir la moda, muchas veces dejamos de lado lo que más nos gusta, muy mal hecho, es mejor seguir el estilo propio, recuerda que tu ropa debe ser una expresión de lo que eres.


Vístete para triunfar

Ya sea para alcanzar un puesto de trabajo, conquistar un galán o ir a un partido de fut, siempre elige el mejor conjunto, ese que te haga sentir exitosa y linda al mismo tiempo. Lo que usas puede transfórmate en lo que quieras, claro, siempre siendo tú misma.

 

Arregla tu clóset


No guardes cosas que ya no te pones, es mejor sacar de tu vida todo lo que no necesitas, tu armario debe ser un reflejo de las cosas que te suceden en la actualidad y no del pasado que ya no está.


Concéntrate en cómo te representa tu vestimenta


Si eres selectiva a la hora de elegir un tipo de tela, tu postura con ciertos zapatos, la combinación de accesorios, entre otros, estarás reflejando no solo tu estado de ánimo, sino también ayudarás a tu salud y eso se verá reflejado en tus metas.


No te vistas para nadie

Sin importar cómo visten tus compañeros de trabajo o tus amigas del café, tienes que tener muy presente que cada uno tiene una personalidad distinta, hay ciertos códigos de etiqueta, pero eso no significa que tengas que ponerte algo que no va contigo, lo mejor siempre es ser tu misma. Los accesorios, como pulseras, semanarios, anillos y collares son un gran complemento, ya que los puedes combinar a tu gusto y como mejor te acomoden.

 

Ahora ya tienes las claves para brillar cada vez que sales a las calles, y recuerda que, si una imagen exitosa deseas construir, como una mujer feliz debes vestir.