Un ángel es un ser espiritual de origen divino que tiene la capacidad de llevar un mensaje o ayudar a los seres humanos. A los ángeles se les describe como mensajeros, seres de luz, servidores de Dios y guardianes de las personas. Y aunque distintas religiones y tradiciones explican el origen y propósito de los ángeles de maneras súper diferentes, coinciden en varias características.

Como creación de Dios

Hay quienes conciben a estos seres como "la voz inmaterial de Dios",  o sea algo aparte de Dios, pero que fue concebido como un instrumento de la Divinidad. Mienras que otros, los conciben como mentes totalmente desprovistas de cuerpo que emanan de un ser supremo, para ellos, los ángeles son intermediarios entre Dios y el mundo.

Un mensajero, el más fiel

También se piensa que la palabra ángel se deriva del término griego "angelos", que significa "mensajero". Se tiene la creencia de que  tienen a su cargo la labor de dar un mensaje de Dios al ser humano. En la tradición cristiana, los ángeles transmiten mensajes en los momentos más importantes de la vida de Jesucristo, como la Anunciación, su nacimiento y la agonía en el jardín. Aparecen también en la tumba vacía tras la Resurrección. Los ángeles además anuncian otros eventos importantes, como el nacimiento de San Juan Bautista.

Un ser de luz

A los ángeles frecuentemente se les describe como "seres de luz". Ya que muchas tradiciones consideran que los ángeles son creados por Dios con el propósito de ayudar o dar un mensaje, se les asocia con la luz por ser inmateriales y sublimes.  Los ángeles no tienen cuerpo material, aunque sí se considera que se pueden materializar para llevar a cabo su misión.

Un siervo de Dios

Un ángel es reconocido como mensajero de Dios y como un ser de inteligencia superior, gran poder, y pura santidad, pero no se considera que tenga libre albedrío. Un ángel no toma decisiones o genera juicios. Su misión es servir a Dios y a los seres humanos. Según interpretaciones modernas, el propósito de los ángeles es servir y amar incondicionalmente. De esta manera balancean los actos o energías contrarios al amor que generan los seres con libre albedrío

 Un trabajador en la vida

En las distintas tradiciones espirituales, el papel del ángel como mensajero se refleja de maneras que podrían considerarse trabajos o labores especiales . 

Su misión en tu vida

Su trabajo es cuidarte para que tu misión en esta vida se complete.  Tus ángeles cuidan que tus pasos te encaminen hacia la realización de esa misión.

  • Tu ángel travieso

Es aquel que te ayuda a tomar acción.Te motiva a trabajar. Te ayuda a mantenerte en el camino espiritual que decidas recorrer. Y también te ayuda a encontrar tu misión en la vida y salvar los obstáculos que se te presenten en el camino hacia ella.

La misión de vida de un ser humano contiene tropiezos y dificultades. Es parte del proceso de crecimiento del alma y son necesarios para fortalecerte y nutrirte.

Es posible que en tu recorrido hacia la realización de tu misión, comiences a sentirte mal y te ataquen la desilusión, el desencanto y la frustración. Cuando necesitas un empujón en la dirección correcta, tu ángel travieso, te lo da.

Es posible que te enfrentes con una situación una y otra vez hasta que logres entenderla y dominarla. O tal vez encuentres demasiados obstáculos en el camino para que no puedas desviarte de la senda que te conviene. Es tu ángel travieso encaminándote en la dirección correcta.

En estas ocasiones, es recomendable practicar la rendición. Hay que detenerse y hacer conciencia de lo que está ocurriendo. Pídele mentalmente a tu ángel que te aclare la situación y el porqué de lo que está ocurriendo

 Cuando te hagas completamente consiente de lo que ocurre, dale las gracias. Es posible que te haya salvado de mucho sufrimiento.

Y, ahora puedes recibir la ayuda de: 

  • Tu ángel sutil

Este te nutre cuando te enfrentas a las pruebas que conlleva tu misión de vida. Con su energía te reconforta y te levanta para poder seguir adelante.


El ángel sutil te habla a través de  otras personas. Él inspira a las personas que te quieren o incluso a extraños cuando necesitas oír palabras de aliento. Se encarga de mantener tu alma fuerte para que los empujones del ángel travieso tengan su máximo efecto.

Cuando te sientas mal y recibas palabras de aliento o gestos de otras personas que te hagan sentir mejor, intenta recordar que es tu ángel que te está ayudando. Reconoce y agradece estos gestos escuchando con atención los mensajes implícitos en las palabras o acciones que recibas de otros seres humanos. Y no dudes en aceptar la ayuda que te ofrezcan. Es tu ángel que intenta darte lo que necesitas para llegar a realizar tu misión de vida.

Una manera de trabajar con tu ángel sutil es pedir a otras personas que oren por ti. Este gesto le indica a los ángeles que estás en disposición de recibir la ayuda que quieren brindarte. Un ángel nunca va a interferir con tu libertad.

Así que no dudes en pedir por la protección de estos seres, pues como leíste, si tú crees en ellos ¡seguro estarán encantados de servirte! 

 

Fuente: www.angelesymilagros.about.com