portada

Ya tienes tu outfit más que listo, pero ¿Y el maquillaje? ¿Aún no tienes una idea clara? Tranquila, porque te decimos cómo lucir perfecta y deslumbrar en esta Navidad ¡Sigue leyendo!

Ojos ahumados
Son perfectos para asistir a fiestas nocturnas, ya que realzan la mirada. Si usarás un vestido negro, por ejemplo, unos “smokey eyes” quedarán estupendos.
Puedes créalos en los colores que prefieras sin olvidar la máscara de pestañas, el delineador y si gustas, unas pestañas postizas.

1

 

Labios con color
En esta fecha tan especial, te invitamos a que salir de tu zona de confort, ¡anímate a probar labiales que no usarías en un día regular! Pueden ser rojos o fucsia, incluso morado, en fin, cualquier color que te guste y esté de moda.

Eso sí, siempre ten en cuenta tu color de piel a la hora de elegir la tonalidad del labial, además, si vas a maquillar muchos tus ojos, debes limitar el color de tus labios a un look natural, y viceversa.

2


Sombras de ojos hipnotizantes
Cautiva a todos con una mirada radiante usando sombras para ojos de colores. El lila para las chicas que tienen los ojos verdes y ojos azules y tonos cálidos, como cobrizos y dorados para las castañas.

Para todas, lucen perfectos también las sombras brillantes y metalizadas, como el bronce suave, que además luce muy festivo y sofisticado.

3


¡Que no falte el brillo!
¡La Navidad es una fiesta! y te diriges al lugar perfecto para divertirte y olvidarte de las preocupaciones y el estrés, así que refléjalo con un maquillaje en el que no falte un buen iluminador. Aplícalo en tu mentón, en la nariz, en el centro de la frente y sobre los pómulos.

Recuerda cargar en tu bolso un brillo de labios, un corrector y polvos para eliminar el brillo en el rostro y que puedas salir perfecta en las fotos.

4

 

Ahora que ya conoces estos consejos de maquillaje seguramente los pondrás en practica y te recomendamos que elijas primero tu atuendo para luego poder elegir el color de sombra de ojos y labios, y saber qué te conviene más para no lucir demasiado y exageradamente producida. Luego de eso solamente te queda disfrutar la fiesta.

 

Fuente: www.imujer.com