Sabemos que ser mujer no es tarea fácil,constantemente estamos luchando con las dificultades de un mundo pensado para hombres, sin embargo, las cosas han cambiado, cada vez más mujeres han modificado la realidad y han logrado grandes hazañas. Y sí, todas coinciden en varios hábitos, y como sabemos que te mueres por conocerlos, aquí te van: 

1. Creen en ellas mismas por encima de los demás.

• Dejan de basar su autoestima en la opinión que los demás tengan de ellas. Si te conoces y aceptas, creerás en ti y en que todo lo puedes lograr.
• Dejaron el ¿qué dirán? escondido en lo más profundo del cajón del olvido. No le rinden cuentas a nadie de sus actos y no empoderan a nadie tampoco con sus opiniones o juicios de valor sobre lo que hacen o dejan de hacer.

2. No se atoran en el pasado y aprenden de él.

• Toda persona tiene experiencias dolorosas y difíciles a lo largo del camino. Hay que vivirlas, sacar lo mejor y seguir adelante.
• Lección aprendida: bienvenido lo que venga. Si ellas se caen, se levantan, se sacuden y emprenden nuevamente la marcha, así se caigan una o veinte veces siempre capitalizan la experiencia de esas “caídas” y las transforman en experiencia y lo más importante, en aprendizaje. Aprenden siempre de lo malo y lo convierten en algo bueno.

3. Actúan para alcanzar sus sueños.

• Soñar despiertas en lo que tanto desean sin hacer nada al respecto sólo llena de frustraciones.
• Hay que hacer un plan de acción para ir dando los pasos que las lleven a realizar sus sueños.
• Vuelan alto pero con los pies bien puestos en la tierra.
• Tienen muy claros sus objetivos y día a día, sistemática y metódicamente trabajan por ellos.
• Sus sueños son traducidos en nombre, precio, fecha de realización, etc. y al hacerlo así se materializan conviniéndose en realidad.

4. Ponen límites.

• Jamás hacen cosas que van en contra de ellas mismas para hacer felices a los demás.
• Si algo no va contigo, no lo hagas; si la otra persona te quiere, lo entenderá. Esto es producto de la alta y fuerte autoestima de estas mujeres, jamás harán nada que las lastime a ellas y que beneficie a otros. Y estos límites van desde lo sexual hasta lo profesional, pasando por cuestiones domésticas o familiares.

5. Deciden.

• Darle vueltas a las cosas una y otra vez sólo retrasa los procesos de vida; incluso, eso llega a confundir y decidirse sobre la opción que no convenía tanto.
• Si le hacen caso al instinto, éste siempre las llevará a lo que les hace bien. Son tomadoras de decisiones, en su chamba y en su vida. Son mujeres ejecutivas (muchas de ellas) y son esto porque ejecutan acciones, tareas, planes y responsabilidades.

6. No tejen historias.

• Las historias se las dejan a Corin Tellado.
• Ellas construyen su realidad a partir de lo que es y de lo que quieren que sea. Ven la realidad tal cual es, no hay nada oculto ni complots en su contra.
• Ser prácticas libera de ansiedad y de desgaste innecesario. Tienen una visión de la realidad súper objetiva. Son analíticas y realistas.
• No se construyen castillos ni finales felices tipo princesa de Disney. Son frías sin que necesariamente esto las convierta en unas “mujeres calculadoras”

7. Se aventuran a probar cosas nuevas.

• Se sabe qué hay detrás de cada nueva experiencia; es como jugar a la catafixia.
• Es lógico que lo desconocido dé miedo, pero experimentar siempre será el mejor maestro.
 Se aventuran, se arriesgan.
• Se desafían constantemente, así como a sus miedos e inseguridades y casi siempre salen victoriosas.
• Se sirven del buffet de oportunidades que les da la vida.

8. No se atormentan ni se autoflajelan.

• Reconocen los errores como oportunidades, aceptan equivocarse y asumen su parte en los conflictos.
• No se derrotan. Echar la culpa a los demás o vivir sufriendo por un error ya no es opción.
• Aprenden con humildad y siguen avanzando.
• Si se caen no pierden su tiempo en culpar a la gravedad, al escalón o al tacón, no se desgastan en esto aunque si analizan por qué se cayeron para no volverlo a hacer pero con sentido del humor y no como niñas lloronas.

9. Son responsables.

• Es necesario para ser mejores personas.
• Dar cada paso conociendo hacia dónde ven, pensando las opciones y decidiendo lo que les conviene, es indispensable.
• El resultado es incierto, pero, sea bueno o malo, dormirán en paz porque fue su decisión y de nadie más.
• Al hacerte responsable tomas tu parte, tu juego o tu rol, en cada acción, siempre con conocimiento de causa y en total y plena conciencia de que todas las acciones generan consecuencias, siempre.

Hasta aquí la primera parte, pero, atenta que la próxima semana podrás conocer la segunda mitad de estos hábitos que te ayudaran a lograr todo aquello con lo que sueñas.