Mujer emprendedora

Si tienes talento para diseñar joyería debes compartirlo… ¡Y sacarle provecho! 

¿Sabías que vender joyas es un negocio lucrativo y que nunca pasa de moda? Es fácil de comercializar, puedes ser tu propia jefa, además, se trata de un accesorio que cada vez se hace más indispensable en las mujeres, y es que casi todas las mujeres tienen una joya (y quienes no, las desean).


Y porque la venta de joyería es un negocio que trae consigo muy buenos resultados, te decimos algunos consejos para que tus incrementoss despunten al infinito.

 

  • Ponle un nombre

Una marca es algo que entra en la mente de las personas, lo que ayuda a la diferenciación y posicionamiento de un producto. Además te permitirá diferenciarte de la competencia y será un buen conducto para crear más clientes, ya que les será más fácil recordarte.

 

  • Hazte notar

Con esto queremos decir todas las acciones que se te puedan ocurrir para que los demás conozcan tus productos. Habla con empresas locales, que tengan clientela apropiada, y haz acuerdos para dejar tu material de promoción con ellos, también puedes recurrir a las tarjetas de visita, folletos o pines. Así mismo, puedes crear una página en Facebook, subir fotos de tus diseños, compartir enlaces de moda y claro, tus datos de contacto.


  • Pide ayuda a amigos y familiares

Dicen que no hay mejor promoción que aquella que va de “boca en boca”. Habla con tus amigos y familiares para que te ayuden a correr la voz acerca de tu negocio joyero. Es importante ser empática y ofrecerles alguna oferta de tu producto o devolver el favor en caso de ser necesario.

 

  • Regala una joya

Y no nos referimos a ir por la calle dando muestras de tu producto gratis, se trata de que cada vez que la ocasión lo amerite, puedes regalar una pieza de tu colección, un cumpleaños o aniversario, esto te ayudará a que tu producto se comercialice, no olvides resaltar sutilmente que es uno de tus diseños.

 

  • Háblales de tu producto

Si los diseñadores de renombre hacen pasarelas y vaya que les funciona, ¿Por qué no intentarlo? Puedes organizar una pequeña reunión en tu casa y hacer una demostración de tu producto, un café con crema, galletas o una rebanada de pastel y un discurso claro y bonito sobre qué es lo que vendes y porqué deben comprarte, pueden hacer crecer tus ventas enormemente.

 

Con estos pasos, tendrás grandes posibilidades de ver realizado tu negocio, tal vez los resultados no lleguen a la primera, pero es importante que mantengas la calma y recuerdes que solo es imposible aquello que no intentas.